Saltar al contenido

Lo negativo de las subvenciones

if (width>800) { style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-slot="3870787163"> }

Las subvenciones son ayudas públicas o privadas de tipo financiero, que le permiten a la empresa resolver sus problemas financieros, con celeridad y eficacia correspondientes. Claro que esto no significa que no existan riesgos en la prestación de este auxilio económico, pues lo común es esperar que si no se supo enrumbar a la organización por la vía correcta, surge la primera interrogante: ¿Cómo se puede garantizar un éxito posterior a la crisis?

Las subvenciones o ayudas financieras actúan de forma directa o indirecta sobre aspectos determinados de la empresa en los que debe prestarse la ayuda correspondiente. En este sentido, se habla de dinero como parte de la ayuda, de inventario o de formas indirectas de solucionar la situación, como por ejemplo las ayudas en especie.

En todo caso, independientemente del tipo de ayuda que se dé a la corporación, existen muchos riesgos y contraindicaciones en materia de subvenciones que valen la pena revisar antes de asumir la importante tarea de servir como auxiliar financiero.

1 La falta de privacidad

Muchas empresas que se encuentran sumergidas en la crisis financiera y que apelan a la subvención tienen que despojarse de muchos secretos internos, de producción o de comercialización para que se haga efectiva la ayuda. Es decir, al existir tales problemas en la economía empresarial, parece que la situación se torna cada vez más difícil de manejar en el silencio, y progresivamente lo que antes se abordaba con mucha más cautela, se convierte en una realidad popularmente conocida.

if (width>800) { style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-slot="3870787163"> }

2 Asesoría y papeleo para todo

Cada paso emprendido para dar con la solución al problema económico requiere de grandes sumas de dinero adicional para contar con personas aptas para asesorar a la empresa en la toma de decisiones que más conviene a la organización. En este caso, los trámites para la obtención de los recaudos y demás requisitos juega un papel fundamental y además, muy costoso y agotador.

3 Todo el proyecto empresarial queda supeditado a la subvención

La razón de ser de la empresa se ve opacada por la nueva deuda asumida mediante la subvención. Es por ello que debe tenerse siempre presente que las corporaciones que asumen este tipo de ayudas financieras, deben estar conscientes de las consecuencias prolongadas de este tipo de acciones emprendidas.

La subvención puede ser una ayuda importante y decisiva para remediar la situación financiera de la corporación, pero requiere de asesoría, astucia y mucho temple para salir adelante, en el tiempo que corresponde responder por tal ayuda.

Fuente: Actibva.com
http://www.actibva.com/magazine/emprendedores/finanzas-para-emprendedores-viiposologia-contraindicaciones-y-efectos-secundarios-de-las-subvenciones

¿Te gustó este artículo?

No Olvides dejar tus comentarios

if (width>800) { style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-slot="3870787163"> }